Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Internacionales
 

Publicidad adhesiva molesta a los habitantes de Barcelona

Población se queja por la saturación de calcomanías en la ciudad

 
Municipalidad de Guatemala
Las calcomanías son usualmente colocadas en espacios públicos o privados.

Ciudad de Guatemala, 2 de noviembre de 2009/Para los ciudadanos de Barcelona resulta sumamente incomoda la proliferación de material publicitario adhesivo que es colocado en postes de alumbrado público, persianas de comercio, puertas de sus domicilios, entre otros.

"Cerrajero, 24 horas, urgencia" ... dice la calcomanía que Rafael Collado, portero de una finca de la calle Viladomat, en el barrio de Sant Antoni, Barcelona, despega de su inmueble.  “A los vecinos no les gustan. Hago limpieza casi todos los días", explica Collado. Algunos adhesivos se resisten y dejan tras de sí una mancha blanca de papel y pegamento.

 

Rafael rasca con cuidado para no rayar los timbres. "La gente tiene que ganarse la vida pero esto es una tontera. Además, la administración del edificio ya tiene su cerrajero. Nadie llamará nunca a estos números. Aún así insisten desde hace años, y cada vez más". Están en las persianas metálicas, las cajas eléctricas, las cabinas telefónicas, los semáforos, los bancos, el suelo, multiplicándose en los últimos años y sin que los servicios de limpieza ni la ordenanza del civismo hayan logrado frenar la plaga.

 

Las calcomanías de los cerrajeros han desbancado a los carteles inmobiliarios, pero también proliferan las de transportistas, movimientos políticos alternativos y una suerte de adhesivos artesanales que sólo pretenden dejar huella en la ciudad. Las ordenanzas de la Municipalidad Local prevén sanciones de hasta 450 euros para quienes ensucien el espacio público.

 

La suciedad siempre llama a la suciedad. Expertos en sociología, psicología y urbanística indican  que un espacio mal cuidado tiende ser peor tratado. A pesar de que el área del Medio Ambiente limpió los espacios de pintas y calcomanías en 90,000 paredes, faroles, señales de tránsito, puertas de inmuebles públicos y privados, los comerciantes comentan sentirse solos ante este inconveniente.

 

En los primeros meses del año se tramitaron en el ayuntamiento 3342 propuestas de sanción pero estará por saberse cuantas de ellas terminarán en multas.

 

Fuente: www.lavanguardia.es


Lecturas: 17287

 

Servicios
en línea