Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Internacionales
 

Moscú entre el caos de la basura y los negocios sucios

 
Municipalidad de Guatemala
Ciudad de Moscú, Rusia.

Ciudad de Guatemala, 27 de abril de 2009/ La capital de Rusia, Moscú, es la ciudad más grande de Europa y también la mayor productora de basura, por lo que ambientalistas advierten una catástrofe debido a  la incursión de las mafias que hacen negocios sucios con los residuos.



Con más de 10 millones de habitantes en Moscú, la separación de residuos es un término desconocido, donde hasta las pilas terminan en la basura doméstica, por ello los reyes de la basura, como son llamados, mantienen dominio sobre basureros ilegales y oficialmente clausurados, denuncian organizaciones ambientales, quienes además acusan a empresas privadas de recaudar exagerados montos de dinero por retirar residuos voluminosos o especiales. Sin embargo, no revelan dónde depositan esos desechos.



En el año 2012, las autoridades rusas tienen previsto construir seis plantas de incineración de basura, situación que ha alertado a interesados sobre el tema, quienes temen que esas plantas, sin suficientes filtros, continúen contaminando el aire de Moscú.



La emisión de gases contaminantes es una palabra clave en la disputa con la ciudad.  Los ambientalistas temen la propagación de la dioxina, una sustancia muy tóxica. “El alcalde de Moscú, Yuri Lushkov es responsable de la intoxicación de millones de habitantes”, sostuvo Lev Fiodorov, presidente de la Organización Para la Seguridad Química.



En una publicación de El Universal, expertos del grupo ambientalista Greenpeace también advierten que de funcionar tres plantas viejas de incineración de basura y seis nuevas, la atmósfera recibirá por año 2.5 millones de toneladas más de sustancias contaminantes.

 

En Moscú ya se han realizado manifestaciones en donde personas se volcaron a las calles para protestar, llevando máscaras de gas y pancartas con imágenes apocalípticas de la ciudad.  

 

Fuente: El Universal


Lecturas: 10629

 

Servicios
en línea